• LOGIN
  • No hay productos en el carrito.

Importancia De La Estructura Osea En Nutrición Deportiva

Importancia De La Estructura Osea En Nutrición Deportiva

 

En nutrición deportiva es muy común la evaluación de la grasa corporal mediante el uso de pliegues subcutáneos, ya que el nivel de adiposidad de los deportistas puede impactar sobre el rendimiento(1), y en consecuencia la intervención nutricional adecuada puede ayudar a disminuir este tejido. En los últimos años también se está valorando la importancia de la masa muscular, ya que es la responsable del movimiento. Sin embargo, salvo la estatura, pocas veces se considera a la estructura esquelética dentro de las evaluaciones en nutrición deportiva, pero su medición puede proporcionar información importante para ayudar en la toma de decisiones nutricional.

Existen deportes en los cuales es indispensable nacer con un esqueleto anormal, y esta anomalía aporta ventajas biomecánicas para ciertas pruebas deportivas(2). Por ejemplo tener brazos largos o cortos es necesario para baloncesto y halterofilia, respectivamente, y un antebrazo largo en proporción al brazo ventajoso para piragüismo. Piernas largas ayuda en lo que refiere a saltos y pedestrismo, y cortas en judo, lucha, y pesas. Un fémur corto en proporción a la tibia puede ser ideal para generar potencia en ciclismo-pista, aunque lo opuesto parece predominar en pruebas de ciclismo-ruta. Un atleta alto con diámetro de caderas estrecho puede jugar bien al voleibol, pero si este bi-crestal es ancho, podría lanzar disco, bala o martillo. En consecuencia, estos atletas que requieren proporciones esqueléticas tan particulares pueden tener un porcentaje graso óptimo, alimentarse correctamente y entrenar bien, sin embargo es muy posible que sus rendimientos no alcancen a los de la elite debido a no tener las proporciones óseas óptimas.

En otro orden de asuntos, las dimensiones del esqueleto influyen mucho en el peso corporal para determinada estatura. El peso, o mejor dicho, masa corporal, es un volumen con tres dimensiones, siendo la estatura solo uno de ellos, y los diámetros pueden explicar porqué dos personas de una misma estatura y grasa corporal pueden pesar diferente. Es lo que me gusta denominar “el efecto biblioteca”, donde dos bibliotecas de una misma altura pero diferentes anchuras pesan similar cuando vacías, pero muy diferente cuando se llenan de libros. Algo similar ocurre en los seres humanos: un esqueleto grande puede pesar uno o dos kilogramos más que otro pequeño de estatura similar, pero cuando los llenamos de tejidos magros el grande puede pesar hasta diez kilogramos más sin tener más adiposidad. El diámetro que mejor correlaciona con peso corporal suele ser, una vez más, el bi-crestal. Robert White llamó a esto “lateralidad”(3) al analizar datos de miles de soldados estadounidenses que regresaban de la segunda guerra mundial, donde, para una misma estatura, los que tenían un bi-crestal inferior o igual a 25 cm pesaban diez kilogramos menos que quienes tenían 30 cm o más.

Finalmente, es posible inferir los límites alcanzables de masa muscular en base al tamaño del esqueleto, utilizando el índice músculo-óseo(4). Los datos sobre personas no-deportistas y atletas coinciden en establecer que es muy difícil superar un índice músculo-óseo de 5,2 en hombres y 4,5 en mujeres, y quienes lo logran suelen ser excepciones a la regla o estar utilizando esteroides anabolizantes. Al estimar el peso del esqueleto, se lo puede multiplicar por estos límites superiores e inferir un posible tamaño máximo de la masa muscular de cada individuo.

 

1. Noel MB, VanHeest JL, Zaneteas P, Rodgers CD. Body composition in Division I football players. J Strength Cond Res. 2003;17(2):228-37.
2. Norton K, Olds T, Australian Sports Commission. Anthropometrica : a textbook of body measurement for sports and health courses. Sydney, Australia: UNSW Press; 1996. xi, 413 p. p.
3. White RM. Body build and body weight in 25-year-old army men. Hum Biol. 1956;28(2):141-5.
4. Holway FE, Garavaglia R. Kinanthropometry of Group I rugby players in Buenos Aires, Argentina. J Sports Sci. 2009;27(11):1211-20.

0 responses on "Importancia De La Estructura Osea En Nutrición Deportiva"

Leave a Message

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

top
error: Contenido Protegido
X
A %d blogueros les gusta esto: