• LOGIN
  • No hay productos en el carrito.

Antropometría del futbolista de elite en Argentina

Antropometría del futbolista de élite en Argentina

Congreso FIFA de Medicina del Fútbol 2011, Ciudad de México.

Francis Holway

Departamento de Medicina Aplicada a los Deportes

Club Atlético River Plate, Buenos Aires, Argentina

Como es de conocimiento general, la antropometría es la disciplina científica que mide los diámetros y longitudes óseas, los perímetros y pliegues de miembros y tronco del cuerpo humano. En cambio la cineantropometría estudia la interacción entre estas medidas anatómicas y la fisiología o biomecánica [1]. En consecuencia y de interés para la medicina del deporte, una aplicación del estudio cineantropométrico es establecer el grado de importancia de las características antropométricas sobre el rendimiento deportivo[2]. Dentro del amplio abanico de deportes, existen aquellos clasificados como “cíclicos” debido a que repiten el mismo gesto bio-mecánico de principio a fin [3], como el ciclismo, el pedestrismo, la natación o el remo, mientras que los otros son considerados “acíclicos” porque incluyen una gran variedad de gestos motores, como los deportes de equipo incluyendo el fútbol. Considerando que el rendimiento en los deportes cíclicos depende en gran medida de que el atleta posea características antropométricas muy particulares y diferentes de la media poblacional, como brazos y piernas largas en remo [4], el alto rendimiento genera un proceso de selección natural darviniano donde únicamente los sujetos nacidos con esas características de estructura ósea acceden a la elite [5]. En estos casos las mediciones antropométricas explican gran parte del rendimiento [6]. Sin embargo, en los deportes acíclicos, y particularmente en el fútbol, no es tan importante si un jugador tiene un antebrazo largo o corto, pero sí es importante que posea otras características sobresalientes en áreas como motricidad, coordinación, habilidad, destreza, visión periférica, capacidad de anticipación, entre otras. Estas aptitudes físicas y psicológicas son las que cobran mayor peso ponderal a la hora de explicar el rendimiento en fútbol [7], muchas veces por encima de las antropométricas. Para desilusión de los científicos y alegría de los espectadores, el fútbol posee reglas de juego y de puntuación que hacen que una parte importante del resultado se deba al azar. De hecho un estudio científico confirma que el fútbol es el deporte menos predecible, donde en el 45% de los casos ganó el equipo que en los papeles debía perder [8]. Esta estadística ratifica que el sistema de puntaje del fútbol, donde ganar 1 á 0 es igual a 100% a 0% -al margen de lo que sucedió en el campo de juego, hace que el espectáculo sea entretenido, ya que los equipos más débiles tienen chances de salir airosos, pero por otro lado condena a la ciencia del deporte a ser una disciplina con menor capacidad para influir sobre los resultados. Dentro de este abordaje científico está la antropometría, y en consecuencia soy consciente de su rol limitado en este deporte, donde un equipo con once jugadores en condiciones antropométricas “ideales” no garantiza el resultado. El objetivo del estudio antropométrico en el fútbol es ayudar a minimizar el peso factorial del azar en el resultado, aportando información objetiva y de fácil medición que permita a los profesionales del cuerpo médico, físico y técnico elaborar estrategias para mejorar el rendimiento individual de los jugadores mediante planes de ejercicio y alimentación que optimicen la composición corporal.

Cuando un profesional de la salud debe tomar una decisión sobre cómo abordar una intervención nutricional o de ejercicio para mejorar dicha salud o rendimiento físico de un jugador, se suele apoyar el un diagnóstico de situación que es el resultado de las evaluaciones. Una de estas evaluaciones es la antropométrica. Luego de medir peso, estatura, pliegues, perímetros y tal vez diámetros, aportando datos que se pueden convertir en composición corporal, se necesita posicionar a la persona evaluada dentro de una referencia construida sobre pares, para establecer en qué variables el evaluado está dentro de la norma, se excede o carencia. A su vez, para ser válidas, las referencias deben ser construidas con una técnica de medición y equipamiento coherentes, y similares a las que utiliza el evaluador, de lo contrario los datos no se podrán comparar. Esto exige un nivel de estandarización de la técnica de medición, de las herramientas a utilizar, y un control de calidad como el error técnico de medición [9]. En este sentido la Sociedad Internacional para el Avance en Cineantropometría, ISAK de sus siglas en inglés, viene certificando antropometristas desde 1996 en los cinco continentes, además de generar bases de datos referenciales sobre deportistas de elite en varios campeonatos mundiales [6, 10], juegos olímpicos [11] y competencias regionales [12] y locales [13].

Al comprender la necesidad de generar referencias antropométricas para el fútbol, en el año 2000 emprendimos en Argentina un objetivo de medir varios equipos de primera división utilizando una técnica y equipamientos estandarizados. Necesitábamos también la colaboración desinteresada de los profesionales de la salud involucrados, para hacer un pool de datos con un tamaño muestral importante. Desde esa fecha hemos capacitado decenas de profesores de educación física, kinesiólogos, nutriólogos y médicos en la técnica estandarizada de la ISAK [14], y ante la devaluación de la moneda local tuvimos que fabricar nuestros equipamientos bajo la supervisión de la casa matriz Rosscraft de Canadá, además de generar espacios de trabajo en clubes de fútbol para nuestros colegas. El resultado es la elaboración de una referencia antropométrica para el fútbol argentino constituida por los datos de 20 equipos de primera división profesional con 752 jugadores evaluados entre 2002 y 2009, desglosada por puestos (Tablas 1 y 2). Mientras el manuscrito del trabajo original está siendo revisado por colegas del Journal of Sport Sciences de Inglaterra, se adelantan los datos para beneficio de los profesionales médicos del deporte, con la esperanza de que ayuden a comprender y tomar decisiones y/o imitar esfuerzos similares.

 

Bibliografía consultada:

1. Stewart, A., Kinanthropometry – the interdisciplinary discipline. J Sports Sci, 2007. 25(4): p. 373.
2. Reilly, T., The international face of sports science through the window of the Journal of Sports Sciences–with a special reference to kinanthropometry. J Sports Sci, 2008. 26(4): p. 349-63.
3. Mitchell, J.H., W.L. Haskell, and P.B. Raven, Classification of sports. Med Sci Sports Exerc, 1994. 26(10 Suppl): p. S242-5.
4. Kerr, D.A., et al., Olympic lightweight and open-class rowers possess distinctive physical and proportionality characteristics. J Sports Sci, 2007. 25(1): p. 43-53.
5. Norton, K. and T. Olds, Morphological evolution of athletes over the 20th century: causes and consequences. Sports Med, 2001. 31(11): p. 763-83.
6. Carter, J.E.L. and T.R. Ackland, Kinanthropometry in aquatic sports : a study of world class athletes. HK sport science monograph series,. 1994, Champaign, IL: Human Kinetics. x, 174 p.
7. Reilly, T., et al., A multidisciplinary approach to talent identification in soccer. J Sports Sci, 2000. 18(9): p. 695-702.
8. Ben-Naim, E., Redner, S., Vazquez, F., What is the most competitive sport? New Scientist, 2006.
9. Norton, K., T. Olds, and Australian Sports Commission., Anthropometrica : a textbook of body measurement for sports and health courses. 1996, Sydney, Australia: UNSW Press. xi, 413 p.
10. Ackland, T.R., et al., Anthropometric profiles of elite triathletes. J Sci Med Sport, 1998. 1(1): p. 52-6.
11. Ackland, T.R., et al., Morphological characteristics of Olympic sprint canoe and kayak paddlers. J Sci Med Sport, 2003. 6(3): p. 285-94.
12. DeRose, E.H., et al., Physique characteristics of Pan American Games lightweight rowers. Int J Sports Med, 1989. 10(4): p. 292-7.
13. Holway, F.E. and R. Garavaglia, Kinanthropometry of Group I rugby players in Buenos Aires, Argentina. J Sports Sci, 2009. 27(11): p. 1211-20.
14. Marfell-Jones, M., Olds, T., Stewart, A. and Carter, L., International standards for anthropometric assessment. 2006, Potchefstroom, South Africa: ISAK.

1 responses on "Antropometría del futbolista de elite en Argentina"

  1. Todo esta muy bien unteresante

Leave a Message

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

top
error: Contenido Protegido
X
A %d blogueros les gusta esto: